La historia de Amanda Todd y el acoso que la llevó al suicidio

La joven recibió un mensaje privado en su Facebook de un desconocido que la amenazaba con enseñar las fotos de sus pechos si la joven no accedía a enseñarle más partes de su anatomía


Amanda Todd decidió contar una historia, su historia, un relato de sufrimiento y depresiones provocados por el ciberacoso y la exclusión social y también por una cadena de malas decisiones de la joven. Todd, de 15 años, no pudo soportar en lo que se había convertido su vida y decidió acabar con ella. Antes, lo contó en un vídeo colgado en Youtube a través de una grabación en blanco y negro mostrando tarjetas que contaban su historia.
La joven canadiense se sentía sola y estaba sola, únicamente acompañada por su familia. Ahora que ha muerto son muchos los que se han conmovido con su historia y más de 700.000 personas las que se han congregado en un grupo de Facebook para recordarla.
Todd contó su historia y no dejó indiferente a nadie. Todo comenzó cuando la joven hablaba a través de webcam con sus "amigos". Asegura que varias personas que no conocía y que la habían visto por la red empezaron a admirarla y la pidieron que les enseñara sus pechos, "querían que les enseñara los pechos. Al año siguiente, empecé a hacerlo regularmente".
Aquello fue el principio de su fin. Un año después, Amanda recibió un mensaje privado en su Facebook de un desconocido que la amenazaba con enseñar las fotos de sus pechos si la joven no accedía a enseñarle más partes de su anatomía. "Sabía mi dirección, el colegio al que iba, quiénes eran mis familiares, mis amigos...". Esas navidades, la policía se presentó en su casa. Las fotos habían sido enviadas "a todo el mundo", contaba Amanda.
Esta situación provocó la exclusión social de la adolescente que recibía insultos, vejaciones y burlas. Amanda relata como cayó en una depresión, "entonces enfermé. Caí en una tremenda depresión y sufrí ataques de pánico. Empecé a beber y a tomar drogas". Apenas salió de casa en todo el año. "Lloraba todas las noches; perdí a mis amigos y el respeto de la gente... otra vez", cuenta la joven.
Sus padres la cambiaron de colegio pero ella siguió intentando quitarse la vida, se cortó las venas y bebió lejía, pero su familia consiguió frenar todos los intentos. Lo último fue una gran paliza que recibió Amanda en su nuevo colegio, seguramente la gota que colmó un vaso ya casi lleno.
El pasado miércoles el cuerpo de Amanda Todd fue hallado y todo apunta a que se quitó la vida ella misma. Su historia ha conmovido al mundo entero y se intenta luchar para evitar que estos hechos se vuelvan a repetir.

Fuente: La Estrella Digital

volver.gif